Presidente de AEDIPE y AEDIPE Comunidad Valenciana. Presidente de AECOP-EMCC España (coaching ejecutivo). Director del Master de Gestión del talento (www.mastergesta.es). Director de las jornadas TMT, Talento & Management Tendencias. Catedrático de Organización de Empresas en el Dpto. Dirección de Empresas (Facultad Economía, Universidad de Valencia), Coach Senior Certificado CS44. Conferenciante y Escritor. Y padre de dos hijas preciosas.

miércoles, 14 de enero de 2009

DE CUERPO PRESENTE, PERO DE MENTE AUSENTE…



No deja de llamarme la atención un estudio reciente que menciona que en términos medios los empleados pierden 2,09 horas por día trabajado (considerando 8 horas laborales, que como sabéis eso en España es muy lejano de la realidad), sin incluir ni comidas ni almuerzos, claro. Eso significa una cuarta parte de nuestro tiempo laboral. Eso lo llamamos normalmente absentismo emocional, vamos que no quiero trabajar y me dedico a otras cosas. ¿Qué cosas? Pues las preferidas son: navegar por Internet u otros asuntos virtuales, relacionarse con otros en el trabajo y hacer cosas personales en el trabajo. La lista puede ser mayor, pero claro no es ahí donde me quiero parar. Las tres principales razones son: que no haya suficiente trabajo, que uno esté cobrando menos de lo que debería y distracciones con colegas en el trabajo. Interesante estudio ¿no? Eso me hace pensar algunas cosas.

  • Si en realidad estamos ausentes un 25% del tiempo diario, da igual hagamos 8 o 10 horas. ¿O igual tienen razón?, para hacer 8 horas diarias reales necesitaría 10,6 horas de trabajo. Claro así se entiende en España trabajemos tantas horas, pues están incluidas las del absentismo emocional.
  • Nos ausentamos porque no nos pagan suficiente, al menos esa es una de las razones que se atribuye. Por lo tanto, el empleado intenta establecer un principio de equidad entre lo que recibe y su esfuerzo. Luego eso de contratar a salarios tan bajos tiene también su riesgo, pues hay una mano negra que equilibra la relación del coste laboral.
  • Que no haya suficiente trabajo me es difícil pensarla. Pero sin embargo reconozco puestos donde el empleado si hay baja actividad de servicio no hace nada. Pienso en muchos negocios de atención al público, puestos de recepción etc donde si no viene nadie, te ves muchas veces al persona sencillamente estando.
Seguramente a vosotros se os ocurren más cosas. Desde luego, es fácil entender con estos datos por qué España está a la cola de la productividad y sin embargo es de los países que más horas trabaja.

6 comentarios:

vida dijo...

Siempre he pensado que muchas personas pierden muchas horas de trabajo haciendo cosas sin sentido o peor aún sin hacer nada... Es triste rodearte de un entorno en el que ves que no hay esfuerzo y no sale adelante el trabajo. Porque en teoría si uno disfruta con su trabajo, se divierte y es recompensado de la manera que sea, se esfuerza y de verdad, que las horas se pasan tan rápido que no te da tiempo a pensar en esas cosas personales que ya realizarás cuando salgas del trabajo... Yo diría que hay tantas personas poco motivadas que poco a poco es una epidemia que va contagiando al resto de compañeros.
Por otro lado, nunca he querido afirmar que el salario es el único incentivo que provoca un aumento de productividad, porque aunque así sea, es algo temporal, y con el transcurso de unos meses si no son días todo vuelve al punto anterior y uno vuelve a estar desmotivado.
No se cual será el truco para reducir esas 2,09 horas que de media perdemos al día, porque trabajo hay, y mucho!!
Si en realidad es mu fácil, motiva remunera adecuadamente, delega y reconoce el esfuerzo.
Reconoce el talento :)

Saludos!

Carmen Gómez Ejerique dijo...

Yo creo que todavía hay muchas empresas mirando muy bien a gente que pasa muchas horas en su puesto de trabajo, ya que aplican la ecuación: horas de trabajo=productividad.
Es mucho más productivo un empleado que cuando está en su trabajo está del todo y después de su jornada laboral tiene una vida que le llena tanto o más que el trabajo. Sino al final lo que tenemos son trabajadores quemados y desmotivados.
Un saludo

Rober dijo...

hola Eva B. y carmen, en efecto la empresa española en terminos generales sigue bajo el principio de a mas horas mas productividad. Esperemos con el tiempo los directivos y empresarios decubran el valor de tener a un empleado trabajando por objetivos y concentrado. Pero como bien sabéis todo lo que tiene que ver con creencias y mentalidades necesita de algunas generaciones para superarse. Mientras, pongamos todos nuestro granito de arena.

Vilap dijo...

Rober como comenta Carmen yo estoy de acuerdo con ella, muchas empresas creen que contra mas horas más productividad pero sin planes de trabajo, objetivos claros, metas, etc.. espero que las próximas generaciones de directivos se den cuenta del gran fallo que se comete como bien dices pero la cultura tira mucho y todos lo sabemos

Francisco Marco-Serrano dijo...

Todos conocemos el síndrome de 'burnt out', pero me gusta más remitir este problema de 'pérdida de tiempo' al 'síndrome de déficit de carga de trabajo', más comúnmente denominado 'de los muertos vivientes' o 'el despido interior'. De nuevo, mil y una causas, una única solución: MOTIVACIÓN, efectivamente.

Rober dijo...

gracias jose maria y francisco, ... sabeis lo que significa hablar de motivacion ¿no? eso que todo el mundo busca y nadie encuentra, ese bahul donde todo cabe y nadie sabe como conseguirlo. De hecho, la cuestion no es como motivar, jaja, sino como dejar de desmotivar, ¿no os parece?